Entrada destacada

PRIMERA PAGINA Nº 265 - JULIO DE 2017

jueves, 17 de abril de 2014

PINTADA DE LA CALLE DÍAZ VELEZ Y BULNES




FUE TAPADA POR EL GCABA LA PINTADA DE LA CALLE DÍAZ VELEZ ENTRE BULNES Y MARIO BRAVO, POR LA QUE LOS VECINOS RECLAMAN EL PARQUE DE LA ESTACIÓN Y EL CORREDOR VERDE AL OESTE.
LO HICIERON MEDIANTE UNA CARTELERA IRREGLAMENTARIA YA QUE NO SE PUEDEN COLOCAR CARTELERAS (SEGÚN LA REGLAMENTACIÓN) SOBRE TERRENOS FERROVIARIOS.
ESTE ATROPELLO SE SUMA A LA NO REPOSICIÓN DEL CARTEL DE LA PLAZA FUMAROLA COLOCADO POR LOS VECINOS EN HOMENAJE AL VECINO Y CRONISTA FOTOGRÁFICO ASESINADO POR LA TRIPLE A.
¿SERÁN CASUALIDADES?




GABRIEL GARCÍA MARQUEZ



CIEN AÑOS… CON GABO

GABRIEL GARCÍA MARQUEZ (1927-2014)

 «Juntos bebamos más de una copa a la salud de Gabriel García Márquez para reírnos juntos, porque vivo seguirá mientras sus palabras vivan y rían y digan» 
  «Hay dolores que se dicen callando. Se dicen callando, pero duelen igual. Como nos duele la muerte del Gabo García Márquez»
 «Lo que más duele está en las bellas palabras que la muerte nos ganó de mano y nos robó. Yo creo que ellas, las palabras robadas, se escapan a la menor distracción, huyen de las páginas de los libros de Gabo y se nos sientan al lado en algún café de Cartagena o Buenos Aires o Montevideo..."
                                                                          Eduardo Galeano





La soledad en la que habían quedado su pueblo y los vecinos tras la ida de la compañía bananera lo impactó profundamente. Los recuerdos de su infancia aparecieron de golpe, pero tamizados por su mirada adulta y nostálgica.

En esa visita de sólo dos días, García Márquez empezó en su cabeza a escribir Cien años de soledad, su obra maestra, una de las más destacadas de la literatura universal. La novela que lo consagró cuenta la historia de tres generaciones de la familia Buendía en Macondo, en un relato que bien podría definirse como una gran metáfora de América Latina.

La pobreza, la corrupción, los constantes conflictos internos resueltos por las armas y la presencia de algunas empresas transnacionales que parecen reproducir el saqueo de los viejos conquistadores configuran la escena latinoamericana retratada por el escritor colombiano. Pero esa aparente tragedia está protagonizada por personajes llenos de encanto y pasión para afrontar una vida áspera, a través de su extensa obra.

Al igual que muchos intelectuales jóvenes de su generación, defendió desde el comienzo la Revolución Cubana. Como periodista viajó a Cuba para cubrir la entrada de Fidel Castro a La Habana, en enero de 1959. Al tiempo empezó a trabajar para Prensa Latina, la agencia de noticias creada por el gobierno revolucionario.

"La vida no es lo que uno vivió, sino que lo que recuerda, y cómo la recuerda para contarla", fue una de las tantas frases que quedarán escritas en el gran libro de la vida, por el Nobel d literatura 1982, que no nos deja, sino que estará siembre presente entre nosotros.










jueves, 10 de abril de 2014

EL PARO "GENERAL" DEL 10 DE ABRIL



El de hoy 10 de abril de 2014, es un paro raro, atípico, en cuanto a sus participantes, sus adherentes y sus propios organizadores. Se junta   el agua con el aceite, en una mezcla batida que al poco tiempo  vuelve a su estado normal.
Un Barrionuevo, menemista hasta la médula, un Moyano, antimenemista acérrimo, un  "Momo" Venegas, (hombre de La Rural y traidor a su  clase) y un Michelli, de la CTA dividida, que se dice "de izquierda", en cuanto a los organizadores.
De los apoyos, los los hay variados; desde la Sociedad Rural, La Mesa de Enlace, ciertas cámaras empresarias,  y partidos de izquierda, que como el Partido Obrero, fueron llamados a practicar los trabajos sucios, los cortes y bloqueos de rutas.
Los partidos políticos tomaron en este caso, un perfil bajo, trataron de despegarse de la izquierda radical y de dirigentes sindicales impresentables.
Del otro lado, El Gobierno, no termina de definir su papel en cuanto a la mentada "Distribución" con unos "precios Cuidados" que no son tales, pocos lo cumplen y hoy permitieron aumentar los ya disparados en diciembre y enero.
No se tratan las leyes presentadas por Recalde, de poner límites a la avanzada empresarial, no se operaron clausuras de supermercados, ni detención de especuladores.
Una de las pocas reivindicaciones que reclaman los "huelguistas" es el magro aumento a los jubilados, apenas el 11%, con un miserable haber mínimo de $ 2.800 mensuales. y sobre el aumento del mínimo no imponible previsional, no es para los mas resagados, ya que hoy solo pagan sueldos superiores a $  15.000 de bolsillo.
que el paro es político, no caben dudas , sin embargo no se jugaron con él la mayoría de los dirigentes partidarios.
Por otra parte el éxito del mismo descansó sobre cuatro o cinco sindicatos del transporte, apelando al temor, y a los piquetes, y como si fuera poco a la acción de las patotas sindicales de la UTA y de Gastronómicos que sembraron el pánico en lugares claves.
Y si fuera poco, todo contó con la "ayudita" de los medios de siempre que "sotto vecce" , malinformaron  sobre alcances e incidentes.
Así las cosas, y así se da otra vuelta de tuerca en el programa desestabilizador denominado "Golpe Suave", alentados desde los EE.UU, y de sus operadores locales.
¡Ojo! que Venezuela es el espejo que quieren aplicar en toda la América Latina, indócil  a los ajustes del FMI, del que ya se conoce por sus resultados nefastos en Argentina en el pasado y hoy en Europa.






viernes, 4 de abril de 2014

PRIMERA PAGINA Nº 227 DE ABRIL DE 2014

EDICIÓN DIGITAL DEL Nº 227 DE ABRIL DE 2014
DEL PERIÓDICO PRIMERA PAGINA


EN ÉSTE NÚMERO:

HACÉ CLIC PARA LEER EL ARTÍCULO EN DETALLE















Y MUCHO MÁS...  



 









PRIMERA PÁGINA Nº 227 DE ABRIL DE 2014



EDITORIAL 



La desestabilización en los países de América Latina que rechazaron las fórmulas imperiales viene de afuera, del exterior, pergeñada desde el mismo antro del imperio, a través de sus ONG (como la CADAL, y otras), con más la complacencia de algunos caciques nativos captados con su oro sucio, y la infaltable asistencia de los medios locales, socios de la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa).
Se decía en nuestra edición de marzo: “¡Ojo!, que Venezuela es un espejo en el que debe mirarse la Argentina” ¡y hoy lo reafirmamos! ante la andanada de acciones desestabilizadoras que se mueven en las sombras y a plena luz.
La economía del país aún se encuentra controlada en gran medida por las empresas multinacionales, los grandes hipermercados con asiento en el exterior, los laboratorios medicinales y los grandes importadores que son agentes formadores de precios, o más bien deformadores de precios, que controlan el mal llamado “mercado”.
Como en la canción-juego de los niños, la del Antón Pirulero, hoy cada adulto atiende su juego y se niega a pagar la prenda por su enriquecimiento desmedido, en detrimento de los sectores consumidores más humildes e indefensos.
Tal como lo denunciara Alberto Samid, vicepresidente del Mercado Central y empresario de la carne, “los supermercados nos están afanando” (afano=robo sin violencia). Eso para distinguirlo de aquellos robos con mayor o menor violencia, de los que tanto se quejan ciertos sectores de la población, y que son magnificados por los medios, casualmente los mismos que reciben millonadas en publicidad de los supermercados. Se trata de la fijación de márgenes de ganancias de entre el 200% y el 900%.
Valdría la pena al menos investigar, examinar los márgenes de comercialización de los supermercados. Muchos de ellos tienen sus propias fábricas y campos de producción (pastas, enlatados y otros, marca Coto por ejemplo).
Hasta el momento los llamados “precios cuidados” no están produciendo el efecto deseado; constantemente son vulnerados por desabastecimiento, acaparamiento y especulación, además de la falta de interés empresarial por mantenerlos, a pesar de que fueron “precios consensuados”, en valores superiores a los vigentes al momento del acuerdo. ¡Toda una patraña!
Pide Samid, además de muchos otros funcionarios y el consumidor en general, la instalación de anexos del Mercado Central en los barrios, con “verdaderos precios cuidados”.
Ante la amenaza del cobro de multas por parte del gobierno, los supermercadistas se ríen, apelan por años y jamás las pagan.
Se hace urgente sancionar como ley las drásticas medidas que se encuentran en el proyecto del diputado nacional Héctor Recalde, que crea nuevas reglas de juego, para terminar con el divertimento empresarial. No es posible que el libremercadismo burle sistemáticamente todas las normas vigentes. Entre esas nuevas medidas proyectadas están los cambios en las Leyes de Abastecimiento, Lealtad Comercial y Defensa del Consumidor, a fin de que dejen de ser “letra muerta”. Es hora de sancionar a los infractores.
Además de multas (primero pague, luego apele), ¡hacen falta clausuras, y hasta prisión para los agiotistas, especuladores, acaparadores y transgresores sistemáticos! ¡Basta de sanata, que la paciencia ciudadana se termina!
Señores diputados y senadores: manos a obra y a sancionar urgente las leyes “Recalde”, que el pueblo los eligió para que legislen en su beneficio, rápidamente, sin dilaciones. Asimismo urge abrir decenas de bocas de expendio del Mercado Central en los barrios, con auténticos precios cuidados.
Como es válido pedir “mano dura” para los distintos tipos de robos, también debe haberla para el “afano” suave, indoloro, pero cruel del empresariado.
El Antón Pirulero vale para la recreación infantil, pero no para los vivos adultos que jamás pagan las prendas.

Hasta la próxima





BALVANERA Y EL ESPACIO PUBLICO




USO Y ABUSO DEL ESPACIO PÚBLICO EN LA CIUDAD

CAMINATA POR EL PREDIO DEL 15.6.2013


Para el desarrollo armónico de una sociedad planificada hace falta consensuar un conjunto de valores, que deben traducirse en normas que recapitulen las “buenas costumbres” que se fueron perdiendo, producto del excesivo mercantilismo y egoísmo propio de los llamados “tiempos modernos”.
Así nuestra ciudad y nuestro barrio se fueron convirtiendo en una especie de tierra de nadie, en los que cualquiera que tenga cierto poder se puede apropiar de parcelas pertenecientes al bien común, para el uso propio.
Terrenos fiscales mal administrados por organismos oficiales como el ONABE y el ADIF, son entregados en dudosa concesión por cánones bajos, lo que da lugar a no infundadas sospechas de falta de transparente ecuanimidad.
Así las cosas, no se respetan las políticas de ocupación del lugar público, en muchos casos por desconocimiento y en otros por indolencia. Así se van llenando las veredas de mesas y sillas (en el caso de bares y restaurantes), carteleras, luminarias, mercadería en exhibición y otros enseres, que se han vuelto parte del paisaje barrial.
Hoy el gobierno porteño proyecta ocupar parte de los escasos espacios verdes de las plazas y parques, con bares expendedores de comidas rápidas y bebidas, lo que constituye un verdadero disparate.
La usurpación alcanza también a instituciones deportivas que en los años 90 se apoderaron de los espacios verdes aledaños a sus predios, o por ventas y concesiones que dieron que hablar por su irrisorio precio, como el caso del amplio predio vendido a la Sociedad Rural en Palermo, hoy retenido mediante cautelares judiciales concedidas por jueces cuestionados, algunos provenientes de la época de la dictadura, y otros del menemato liquidador privatista.
A todo esto se suma el escaso interés de las autoridades locales por el espacio público, con el descuido de los espacios verdes y priorizando las actividades comerciales privadas sobre lo público.
Mientras que en el barrio de Saavedra, la instalación de una comisaría de la Policía Metropolitana dentro de un área verde del barrio es precisamente lo opuesto a un buen ejemplo, así como en Balvanera los terrenos aledaños a la terminal Once que cada día ocupa más la Policía Federal.
Ni qué hablar de los terrenos reclamados para establecer el Parque de la Estación, hoy usurpados por concesiones y prórrogas “non santas”, y por los que los vecinos vienen luchando desde hace ya 14 años.
Se entiende que el valor del espacio verde para la Ciudad es imprescindible, no sólo como argumento visual y paisajístico, provocando un corte o una discontinuidad del cemento, sino que además oxigena a la creciente masa edificada atenuando la monotonía edilicia. Al mismo tiempo, la fronda actúa como reguladora de un microclima urbano que retiene el anhídrido carbónico y el polvo suspendido en el aire.
A su vez las áreas verdes tienen un importante rol en la regulación térmica y contribuyen a la ordenación hídrica que evitan las inundaciones. Es necesario repensar una nueva política para la Ciudad desde sus espacios públicos y verdes para el usufructo gratuito de los vecinos.
¡Basta ya de privatismo y emprendimientos mercantilistas!

Consejo de Redacción