Entrada destacada

PRIMERA PAGINA Nº 265 - JULIO DE 2017

lunes, 30 de mayo de 2016

CAMINATA DEL SABADO 28 POR LOS TERRENOS DEL PARQUE DE LA ESTACIÓN



CAMINATA POR LOS TERRENOS DEL PARQUE   





El sábado 28 de Mayo pasado, en horas del mediodía  y bajo un cielo amenazante de tormenta más de treinta vecinos por el Parque  de la Estación, acompañados por legisladores, y funcionarios de la ciudad de Buenos Aires; comuneros de las comunas 3 y 5, ef realizaron una caminata por los terrenos ya rezonificados como UP Unidad Parque.



 Ante el asombro de los que conocemos la magnitud del espacio, Un Amplio Pulmón Verde que aportaría calidad de vida a un sector de la población capitalina de dos barrios: BALVANERA y ALMAGRO que apenas cuentan con 0,20 m2 por habitante cuando la OMS recomienda entre 10 y 15m2  como proporción razonable.





La visita se realizó dentro de las instalaciones gestionadas  y encaradas en el proyecto presentado en la legislatura por FPV que ya recibió importantes adhesiones de legisladores de otros partidos.




El logro de espacios verdes no tiene ningún color político parti8dario, ya que todos los partidos y vecinos apoyan la gestión de hace 16 años para conseguir este gran parque de 5ha.



Hacemos un llamado desde éste Periódico Primera Página    con 23 años de historia  en la zona, a los legisladores que aún no adhirieron al proyecto, que no retaceen su apoyo, porque el Parque no es para ninguna fuerza  partidaria en particular sino para mejorar la calidad de vida los hijos y nietos de los vecinos de estos populosos barrios.

VER MAS FOTOS:  CLIC ABAJO






                                                              Marta Romero                                                                            FOTOS: MÓNICA HASEMBERG Y CORA ROJO




     



sábado, 28 de mayo de 2016

HISTÓRICA ENTREVISTA DE HEBE CON EL PAPA FRANCISCO





Hebe: “Una entrevista extraordinaria, Francisco está con el pueblo y no con los poderosos”

PapaFrancisco-HebedeBonafini1


Hebe de Bonafini se reunió durante dos horas con el Papa Francisco y contó detalles de la histórica audiencia privada:
Fue una entrevista extraordinaria, estuve dos horas con el Papa Francisco, sin apuros, hablando de todo lo que pasa en el país. Nos abrazamos un rato largo y nos sentamos uno al lado del otro”.

“Le dije que nuestra Patria necesitaba de su palabra, que este gobierno en cinco meses destruyó lo que se hizo en doce años, que hay mucha violencia institucional, de todo tipo”.
El despido de 1200 trabajadores por día; la violencia preparada por la Policía en los barrios más humildes para pegarles a los jóvenes; el hecho de que tengamos las mejores naranjas y limones en las provincias del centro y las estemos comprando a España, eso es violencia porque implica tener que tirar nuestra producción y que hombres y familias enteras se queden sin trabajos; que no quieran que haya universidades en barrios pobres, que anuncien que hay carne barata en un supermercado y que cuando la gente va, no haya, es violencia; el viceministro de Defensa está acordando dos bases yanquis en Argentina, una ya está avanzada, en Tierra del Fuego, un lugar clave”.
“Le conté que el pan vale $40 el kilo, que lo rebajaron a $26, pero por $26 te dan cuatro bodoques que no se sabe lo que es, el de $40 son bollitos muy ricos pero para los ricos, y eso también es violencia que un pobre tenga que comprar pan para los pobres. Él se quedaba muy mortificado“.
Quieren llevarnos a la situación que ya vivimos en 2001. Yo le dije que estábamos muy afligidos porque quieren obligar al pueblo a vivir otro diciembre de 2001, saliendo a la calle a asaltar supermercados. Por eso, lo necesitamos de verdad”.



HebePapa1



Le conté todo lo que pasa, lo que sabemos todos, pero muy minuciosamente, le dije que tenemos mucho miedo a la violencia institucional, que se estaba generando mucha bronca en el pueblo, para que el pueblo reaccione y haga lo que ellos quieren que haga, que entren a los supermercados, que sea violento para pegarnos fuerte y que no podamos salir de nuestras casas y someternos a la falta de trabajo”.
“Le conté que en pocos meses tenemos un gobierno que corta con todo lo que se había construido (…), nos sentimos desprotegidos”.

“Tuvimos dos horas de conversación, dos horas contándole la situación, no le contamos ninguna mentira, sino hechos concretos. Hemos trabajado varios meses para eso. No le vine a contar fantasías, sino lo que nos pasa. Somos un pueblo que sufrió demasiado y que fuimos felices durante doce años. Tal vez, por eso, no estábamos preparados para esto. Hay que prepararse para la solidaridad porque hay miles sin trabajo”.
“Le dije que lo necesitamos, que venga, que hable, que no hay que perder todo lo que se construyó tan maravillosamente bien, para nosotros es fundamental que no se pierda por lo menos lo que queda. Que no entienden nada de arte ni de ciencia”.
Que el negocio de Macri es que haya 2 millones de desocupados, que antes dijo que en 6 meses se arreglaba y ahora dice que en un año”.



HebePapa4



“Y así le enumeré todo lo que había escrito en un cuadernito para contarle. Espero que esta voz de las Madres resuene muy fuerte en Europa, como cuando había una dictadura en Argentina. Ahora hay un gobierno elegido por el pueblo pero, a veces, los pueblos también se equivocan”.
“Otra vez volvieron los merenderos. No estamos dispuestos a quedarnos callados, no nos quedaremos con los brazos bajos. De todo esto hablé con el Papa. Le dijimos también que queríamos que venga. Su palabra puede ser muy importante. Le dije: ‘Papa Francisco, usted impidió un bombardeo de la OTAN, esto que pasa en Argentina me parece que es un poco más fácil y ojala pueda pararlo’. El Papa se preocupó por las Madres, por la edad que tenemos, por lo que seguimos haciendo pero yo, justamente, no vine a hablar de las Madres o de los problemas de las Madres. Vine a hablar del dolor, la angustia y la desesperación de un pueblo”.
“Con Francisco nos pasó lo mismo que con Néstor Kirchner. Tal vez no conocíamos demasiado el trabajo de Bergoglio. Me parece que Bergoglio, cuando se transformó en Francisco creció más todavía. Y se lo dije, le dije que me disculpaba porque me había equivocado, que había pensado lo mismo que con Néstor, que no eran lo que parecía. Uno tiene que reconocer cuando se equivoca y eso hacemos las Madres”.
“Yo no vine en misión personal, yo vine porque mucha gente me pidió que viniera. En realidad, no hablamos de los desaparecidos. Él me preguntó cómo eran mis hijos y ahí hablé un poco de ellos. A mi hijo mayor se lo llevaron junto a un sacerdote porque trabajaba con la iglesia del Tercer Mundo. Un poco hablamos de eso pero yo no vine a hablar cosas personales, ni de las Madres, ni de los juicios. Sí le conté que están intentando llevar a la ex ESMA a los marinos para que aceptemos compartir con ellos ese espacio. Eso no lo vamos a aceptar. Hablamos de la falta de justicia y de la justicia que está al servicio de Macri para condenar a Cristina, a los ministros y al que sea. Utilizan a los jueces corruptos a quienes se les paga por eso. Y no nos pusimos de acuerdo en nada de lo que yo iba a contar porque esto que yo digo, lo digo también en mi país, no es secreto, no hay nada oculto”.
“El Papa está muy triste, todo esto le hace acordar al ’55, no esperaba que pasara esto como no lo esperábamos nosotros tampoco”.
“Las Madres le trajimos un pañuelo hecho en venecitas blancas bordeado de madera  de Petiribi del sur argentino, que hace un grupo de compañeros artistas de allá, y le trajimos un pedacito de ladrillo de una pared que se cayó hace poco en la Casa de las Madres porque Aysa, la compañía de agua, dejó entrar el agua, y la estamos reconstruyendo y con los pedacitos se los estamos regalando a los amigos, ya que es parte de los cimientos de la casa de las Madres. El Papa me regaló un rosario y una plaqueta muy hermosa con una virgen con un niño en brazos, que viene a ser el niño que nos falta a nosotros”.
“Me emocioné mucho, me conmocioné mucho. Estaba muy nerviosa en estos días porque me llamaban de Brasil, de Paraguay para que hable de lo que pasa allá”.
“No sé cómo será la relación con la Iglesia a partir de ahora. Nosotros tenemos mucha relación con los curas que trabajan en las villas pero no con los obispos. Ellos son muy conservadores. Eso se lo dije al Papa, que los obispos eran muy conservadores. Los sacerdotes son una maravilla”.
“El Papa me escuchó con mucha atención durante las dos horas que hablamos. Me dijo que había muchas cosas que sabía y otras que no tenía noticias. Me dijo que debería haber ido al país este año pero no pudo. Nosotros esperábamos que viniera este año pero no puede. Me dijo que no me conocía, así, como le estaba hablando a él. Fue muy cariñoso conmigo, me trató con mucho afecto, permitió que todos los compañeros que no estaban anotados y me acompañaron, entraran. Pasaron muchas cosas que para nosotros son muy importantes y nos demuestran que Francisco está con el pueblo y no con los poderosos”.
“Me recibió dos horas y me acompañó hasta la puerta”.
“Lo vi al Papa muy preocupado”.
“No sé qué va a pasar en mi patria, vine a contarle al Papa la situación para que nos dé una mano de alguna manera”.






miércoles, 25 de mayo de 2016

1810 - 25 DE MAYO - 2016

25 DE MAYO DE 1810

 

ARTÍCULO PUBLICADO POR PRIMERA PÁGINA EL 25 DE MAYO DE 2010

 





EL 25 DE MAYO DE 1810: DOS SIGLOS DESPUÉS

No siempre la historia revela espontáneamente sus secretos. Aquella postal del 25 de Mayo de 1810 que recorrió por casi dos siglos las aulas escolares, las facultades y cenáculos, y los torrentes de palabras que nutrieron millones de páginas de libros, revistas y folletos, ocultaron bajo un manto nebuloso errores, omisiones y hasta falacias del pasado.
Es deber del investigador honesto desmitificar y desentrañar la verdad histórica de aquel momento de la América Profunda, despojándose de toda ventaja sectorial, económica y política. Reflexionaba sabiamente el escritor uruguayo Eduardo Galeano en su concisa y clarificadora alegoría El Elefante: 
 
 “…estaban los tres ciegos ante el elefante. Uno de ellos le palpó el rabo y dijo: —Es una cuerda. Otro ciego acarició una pata del elefante y opinó: —Es una columna. Y el tercer ciego apoyó la mano en el cuerpo del elefante y adivinó: —Es una pared. Así estamos: ciegos de nosotros, ciegos del mundo. Desde que nacemos, nos entrenan para no ver más que pedacitos. La cultura del desvínculo nos prohíbe armar el rompecabezas.”  
 
ANTECEDENTES  
 
Desde el inicio de las invasiones españolas en 1492 —el mal llamado descubrimiento—, los pueblos originarios no dejaron de resistirse al invasor. Ya en 1493, en la isla que Colón denominó La Española, la bella Anacaona (Flor de Oro) y su esposo el cacique Caonabó encabezaron la primera rebelión, con los consabidos costos para sí mismos y para los conquistadores. Siguieron otros muchos alzamientos con la represalia de sangrientas matanzas; nunca los invasores respiraron tranquilos. En 1723 se produce el gran levantamiento de Los Comuneros, que nace en Paraguay y se extiende hacia Corrientes. En 1750 surge otro movimiento tendiente a restaurar el destruido Imperio Inca, y 30 años más tarde, el 4 de noviembre de 1780, se registra la más intensa y prolongada rebelión producida en la Colonia, protagonizada por José Gabriel Condorcanqui (Tupac Amaru). Una nueva sublevación de tobas y matacos sucede en Jujuy, y el 1º de enero de 1804 triunfa en Haití la primera revolución emancipadora de Latinoamérica. El 25 de mayo de 1809 se reaviva la llama revolucionaria en Chuquisaca (actual Bolivia); la sublevación estalla en la Ciudad Universitaria y en ella se destaca el joven estudiante tucumano, de 19 años, Bernardo de Monteagudo (1789-1825), tal vez el más radicalizado líder de la causa revolucionaria americana y quien proclamara: Desaparezca la penosa y funesta noche de la usurpación y amanezca luminoso y claro el día de la libertad. Quebrantad las terribles cadenas de la esclavitud y empezad a disfrutar de los deliciosos encantos de la independencia.” Hartos de los abusos de la autoridad colonial, los pueblos originarios se rebelan nuevamente en La Paz, el 16 de junio de ese mismo año de 1809. En ambos casos el virrey Cisneros reprimió el alzamiento con inusitada saña. Conjuntamente llegaban de Europa al Río de la Plata las ideas de la Revolución Francesa de 1789, traídas por viajeros, contrabandistas y corsarios, todo lo que viene a completar el clima insurreccional.  
 
LA CONCEPCIÓN HISTÓRICA DE MAYO 
 
La oportunidad de sacudir el yugo colonial se vislumbra con la noticia de la caída a manos de Napoleón del último bastión del poder español en la península. Depuesto Fernando VII, se formó un fantasmagórico Consejo de Regencia, al que los patriotas de Buenos Aires no se sentían obligados a someterse. Es así que, aunque prometiendo fidelidad a un monarca sin trono, un grupo de jóvenes ilustrados, que venían conspirando desde las invasiones inglesas, encomiendan a Juan José Castelli y Martín Rodríguez la exigencia a Cisneros de una urgente convocatoria a cabildo abierto, el que se concretaría el 22 de mayo. Pero era difícil conformar entonces un ser nacional aglutinante de toda la población, y allí es donde se origina la primera cortina de inexactitudes que tiñeron el relato de la emancipación. Para esos días la población de Buenos Aires, de apenas unas 40.000 almas, era muy heterogénea: criollos, españoles, frailes, mercaderes, peones, negros, mestizos, indios y gauchos. Algunos de ellos estaban enrolados en los cuerpos militares que se habían creado durante las invasiones inglesas, como los Patricios, Arribeños, Montañeses, y Peninsulares, que llegaron a totalizar unos 8.000 efectivos. Pocos eran los privilegiados que habían cursado estudios superiores en el extranjero o en la Universidad Jesuita San Francisco Xavier de Chuquisaca, tales los casos de Moreno, Castelli y Monteagudo. Esta diversidad social dificultó la conformación de un ser nacional. Según el historiador Felipe Pigna, aquel 25 de Mayo constituyó un espacio temporal plagado de errores forzados y falencias, del que surge una pregunta: ¿Por qué se sostuvo durante tanto tiempo la tendencia a enseñar una historia distorsionada y opaca? No cabe duda de que fue el propio investigador, temeroso o atado a compromisos, el responsable de contar únicamente “la historia oficial”. Fue el caso de los “grandes historiadores”, ubicados en una posición privilegiada dentro de la escala social. Así explicó la Revolución de Mayo la erudita Generación del 80, en una línea de análisis que fue conformando desde entonces una versión liberal de la historia. Si bien el relato no pretendía desmerecer de ningún modo la importancia de aquella gesta emancipadora, sí anteponía intereses coyunturales de determinados grupos, en colisión desde el primer momento de la conformación de la Primera Junta. 
 
 
LOS HECHOS 
 
La historia oficial, la más erudita o la más simple, habla de un día lluvioso y destemplado, de paraguas, de cintas celestes y blancas, y de una plaza colmada por todo el pueblo que pretendía saber de lo que se trataba. Pero ¿quiénes conformaban el pueblo entonces? ¿Dónde estaban los indios y los gauchos aquel 25 de mayo? ¿Dónde estaban los esclavos, los peones y los matarifes? ¿Y dónde los negros y los mestizos? ¿Fue realmente masiva la concurrencia a la plaza? Cisneros no convoca de buena gana al Cabildo, un año atrás había reprimido a sangre y fuego las intentonas de Chuquisaca y La Paz, pero ahora Castelli y Martín Rodríguez lo estaban intimando a hacerlo sin demora. El día 21 de mayo fue ocupada la Plaza de la Victoria por más de 600 hombres armados con pistolas y puñales, encabezados por Domingo French y Antonio Beruti, que entonces se agrupaban en la Legión Infernal, algo similar a lo que en el siglo XX se denominaría subversión. Apenas pudo calmarlos Saavedra, entonces jefe del Regimiento de Patricios, cuando les prometió apoyo a sus reclamos. El día 22 amaneció caldeado: de los 450 invitados a la sesión del Cabildo sólo pudieron entrar 251, ya que los muchachos de la Infernal se encargaron de aplicar el “derecho de admisión”, no mediante las míticas cintitas de color indefinido, sino esgrimiendo convincentes cuchillos, fusiles y trabucos. A pesar de ello, Cisneros y los suyos pudieron maniobrar. El obispo Lué y Riega, jefe de la iglesia local, llevó la voz cantante: “Aunque hubiese quedado un solo vocal de la Junta Central de Sevilla y arribase a nuestras playas, lo deberíamos recibir como al soberano.” A lo que Castelli replicó en irónica y encendida arenga: “Si el derecho de conquista pertenece al país conquistado, justo sería que la España comenzase por darle la razón al reverendo obispo abandonando la resistencia que hace a los franceses. Los americanos sabemos lo que queremos y adonde vamos”. Igualmente, la presidencia de la nueva junta recayó en el mismo Cisneros, lo que no era más que una burla. Belgrano entonces juró que si a las tres de la tarde del día siguiente el virrey no renunciaba, lo arrojaría por la ventana de la fortaleza. Finalmente triunfó la cordura, una compacta delegación se apersonó ante el Virrey y forzó su renuncia indeclinable. El 25 nace la junta que todos conocen, con el resguardo formal de los derechos de Fernando VII, un ardid patriótico para ganar tiempo, aunque nadie pensaba que Don Fernando retornaría al trono. La revolución había triunfado. Y Belgrano por su parte definía en cuatro palabras el proyecto: equidad, justicia, industria y educación, aunque el tiempo marcaría otros rumbos.  
 
COMO CONTINÚA LA HISTORIA 
 
 “Las grandes fortunas en pocas manos —creía Mariano Moreno— son aguas estancadas que no bañan la tierra”. Para no mudar de tiranos sin destruir la tiranía, había que expropiar los capitales parasitarios amasados en el negocio colonial. ¿Por qué buscar en Europa, al precio de desolladores intereses, el dinero que sobraba adentro? Del extranjero había que traer maquinarias y semillas, en vez de pianos Stoddart y jarrones chinos. El Estado, creía Moreno, debía convertirse en el gran empresario de la nueva nación independiente. La revolución, sostenía, debía ser “terrible y astuta, implacable con los enemigos y vigilante con los espectadores”. “Gracias a Dios” —suspiran los mercaderes de Buenos Aires—, Mariano Moreno, el demonio del infierno, ha muerto en alta mar. Sus amigos French y Beruti marchan al destierro y se dicta orden de prisión contra Castelli. Cornelio Saavedra mandaba a recoger los ejemplares de El Contrato Social, de Rousseau, que Moreno había editado y difundido y advertía que “no hay lugar para ningún Rebespiere en el Río de la Plata.” Moreno y Castelli, eran dos: una pluma y una voz. Un Robespierre que escribía, Mariano Moreno, y otro que hablaba. “Todos son perversos”, decía un comandante español, “…pero Castelli y Moreno son perversísimos”. Mientras tanto, Juan José Castelli, el gran orador, estaba preso en Buenos Aires. “La revolución, usurpada por los conservadores, sacrifica a los revolucionarios. Se descargan las acusaciones: Castelli es mujeriego, borracho, timbero y profanador de iglesias. Agitador de indios, justiciero de pobres, vocero de la causa americana. Está prisionero, no puede defenderse. Un cáncer le ha atacado la boca. Es preciso amputarle la lengua. La revolución queda muda en Buenos Aires.” Así grafica Eduardo Galeano los primeros momentos de la emancipación. Era necesario cambiar un sistema colonial por otro que no afectara el orden social, para que quedara como letra muerta el Plan Revolucionario de Operaciones diseñado por Moreno, muerto sospechosamente en alta mar. Más tarde también son dejados a un lado San Martín y Artigas. El gaucho continuará siendo gaucho en su desgracia, el indio perseguido y confinado, tal como reflexiona Adolfo Pérez Esquivel: “En el 2010 el país va a celebrar el Bicentenario de la Revolución de Mayo, ese grito de libertad…el interrogante es ¿para quién?: si para una elite de privilegiados o si ese grito de libertad, de nacionalidad, es para todos. Evidentemente, si vemos esto a 200 años, no ha sido para todos, porque los indígenas fueron discriminados y les están quitando las tierras hasta el día de hoy, los están reprimiendo, no les permiten crecer como pueblo, los tienen sometidos y dominados. Lo mismo que hicieron los conquistadores. Entonces uno se pregunta: ¿Qué ha pasado en estos 200 años de nacionalidad, de democracia, de “democraduras” –como dice Eduardo Galeano-, que supimos conseguir? ¿Qué es lo que pasa que hay ciudadanos de primera, de segunda, de tercera y de cuarta? ¿De qué democracia estamos hablando?”

                                                                       Miguel Eugenio Germino

 
FUENTES:
-Galeano, Eduardo. Memoria del fuego II, Catálogos, 2004.
-http://educared.org.ar/infancianred/pescandoideas/archivos/2… -http://vuelosdegaviota.escribirte.com.ar/9863/25-de-mayp-de1810 -http://wiki.taringa.net/post/info/4049418/el-lado-oculto-del-25-de… -Periódico Primera Página, nº 107, mayo de 2003. -Pigna, Felipe. Diario Clarín, domingo 25 de mayo de 2008. -Puiggrós, Rodolfo, La época de Mariano Moreno, Partenón, 1949.








martes, 24 de mayo de 2016

PARQUE DE LA ESTACIÓN


CAMINATA X LOS TERRENOS DEL FUTURO “PARQUE DE LA ESTACIÓN”





ACOMPAÑANOS EN EL RECORRIDO POR EL FUTURO PARQUE DE LA ESTACIÓN

SÁBADO 28 DE MAYO  A LAS 12 HORAS
Desde la Iglesia del Tránsito – Perón 3333


PARTICIPAN LEGISLADORES DE  LA CIUDAD Y COMUNEROS DE LAS COMUNAS 3 Y 5


CRUZAREMOS POR EL PUENTE DE BUSTAMANTE  DESDE EL CUAL SE PUEDE VER UNA PANORÁMICA DE LOS TERRENOS ALUDIDOS



ORGANIZAN: ASAMBLEA DE PLAZA ALMAGRO
                    PERIÓDICO PRIMERA PÁGINA
                    COMUNEROS DE LA COMUNAS 3 Y 5