Entrada destacada

PRIMERA PAGINA Nº 265 - JULIO DE 2017

martes, 2 de mayo de 2017

LA HELADERA SOLIDARIA



CUANDO LOS BARRIOS DE BUENOS AIRES NECESITAN DE SU HELADERA SOLIDARIA



 

Una iniciativa solidaria que nació en Tucumán y se expande por los barrios y el país en crisis social.

Unos pasan hambre mientras restaurantes y otros sectores desperdician comida que arrojan a la basura, entonces la gente deja en la heladera, colocada en la vía pública, alimentos que no consumieron para que otros con menos recursos puedan utilizarlos.

Un tucumano se puso a pensar en qué podía ayudar para mejorar, aunque sea un poquito, la situación de las personas que menos tienen y se le ocurrió una idea genial: la “heladera social”. Fernando Ríos Kissner instaló en la vía pública el 23 de febrero una heladera, acompañada con un cartel que decía “la comida no se tira”, para que los vecinos pudieran dejar los alimentos que no habían consumido y así quedaran a disposición de gente humilde o en situación de calle.
“Era tremenda la cantidad de comida que se tiraba. No podíamos resolver qué es lo que íbamos a hacer con esto que pasaba. Al principio parecía un problema por todos los cuidados que hay que tener con la comida, pero realmente prefería que me clausuren y me cierren la heladera antes que hacerme el tonto y mirar para otro lado con toda la pobreza y la desnutrición que hay en la provincia”, relató Fernando. La iniciativa se fue extendiendo por todo el país: Salta y Jujuy ya tienen su heladera, y desde La Rioja, Tandil, Chaco y Córdoba se han comunicado con los impulsores del proyecto para interiorizarse y sumarse a la iniciativa.
Es lamentable que deban existir estas heladeras, pero a su vez son necesarias por la desprotección en que se encuentran los sectores más vulnerables obligados a vivir en la calle.

En la página de Facebook de Muña Muña, explican detalles de “La heladera social” e informan la evolución diaria del proyecto solidario.









No hay comentarios: