domingo, 19 de marzo de 2017

SANCOR - BRINKMANN - Y UNA VIEJA HISTORIA OLVIDADA

SANCOR EN PELIGRO DE CIERRE
Y UNA VIEJA HISTORIA 0LVIDADA 


ABRAZO SOLIDARIO A SANCOR  EN BRINKMANN



                      
 La planta SANCOR se estableció como Cooperativa en el año 1940 y en 1943 se fundó la planta de Brinkmann a 262 Km. de la ciudad de Córdoba, cuando ésta localidad, tenía  apenas 2000 habitantes. Hoy el pueblo tiene 10.000 habitantes y muchos viven del trabajo que brinda la Cooperativa.
La crisis de la lechería no es casual, es parte del vaciamiento creado por el actual gobierno que importa hasta el dulce de leche, sin control alguno.
Brinkmamnn es un pueblo más de los centenares de pueblos que amenazan convertirse en “pueblos fantasmas” como Lujan, Baradero, Rio Grande en el sur y muchos, muchos más, solo es cuestión de “darle tiempo a Macri”.
Pero por sobre las crisis de las economías regionales hay una historia que pocos conocen y muchos olvidaron.
En el año 1958, cuando aquel pueblito cordobés de apenas entonces 2.500 habitantes ganó la intendencia en elecciones generales Félix Stradella, un obrero de la construcción de origen Comunista, que se impuso por 753 votos, cuando dichas ideas estaban llegando a las zonas rurales.
Lo votaron los tamberos, y peones de campo que venían del campo peronista. Dicha intendencia fue muy resistida por la burguesía local – pequeña pero influyente--, y también por la iglesia local que veía con malos ojos.
El lugar dio en llamarse “La pequeña Moscú”, y en poco tiempo se produjeron grandes cambios como la regulación de precios, arreglo de calles, nuevos caminos rurales que mejoraron sustancialmente la economía del poblado.
Gobernaba entonces Arturo Frondizi, que en 1960 produjo la intervención de la Provincia y de sus municipios, dando por terminada la experiencia, toda una rareza de la tan variante política argentina.
De esta manera llegaba a su fin la experiencia comunista. Aunque su legado ha quedado vivo entre la gente, ya que todavía hoy se recuerda a la misma como una «correcta administración comunal» y a Félix Stradella como un «bohemio y soñador, pero un intendente que caminó las calles y se ocupaba de su gente».
 Hoy  gobierna la ciudad un intendente de "Cambiemos" y es de lamentarse la destrucción de la matriz productiva con la importaciones indiscriminadas, no solo de la pequeña ciudad,  sino del país todo, como en los mejores momentos de Menem.          
Más tarde sobrevendrían los fantasmas del año 2001 con de la Rúa, el descuento del 13% a los jubilados, el corralito, la represión y  su huía en helicóptero.