lunes, 6 de marzo de 2017

EL PARO DOCENTE



EL “ALUVIÓN LETRADO” DEL 6 DE MARZO DE 2017





                  

            La ancha avenida Callao quedó angosta éste lunes 6, invadida por miles y miles de docentes con su blancos guardapolvos, apoyados por otros miles y miles de padres de alumnos y agrupaciones políticas y sociales.

Cuando la ancha avenida Callao quedó saturada entre Rivadavia y Rodríguez Peña, los manifestantes comenzaron a adelantarse por las veredas, también saturadas.

La mar de gente, enarbolando carteles, pancartas, banderas y hasta cartulinas caseras, como la de aquella maestra jubilada que decía:

“Jubilada maestra solidaria con los maestros”

Eran Miles los maestros nucleados en CTERA, UDA, SADOP, AMET y CEA que marchaban por la ancha avenida Callao  con sus dirigentes a la cabeza, con destino al Palacio Pizzurno, que dirige el ciego y sordo ministro de educación, Esteban Bullrich.

 La ancha avenida Callao fue un pre anuncio de lo que será la marcha de mañana martes siete de marzo convocada por la CGT y a la que adhieren la CTA y decenas de agrupaciones políticas y sociales.

A pesar de la tragedia de sus exiguos salarios, no había rabia en los maestros, sino alegría, en la seguridad de que sus reclamos serán satisfechos finalmente. Entre los cánticos, y hasta dos folkloristas entonado sus instrumentos de viento, primaban los de;

 “Pará la mano Macri”, y por un salario que dignifique la más  abnegadas de las tareas, las de maestro.

Éste “aluvión letrado”, en contraste al “aluvión zoológico” que enarbolaron los oligarcas del barrio norte aquel 17 de octubre de 1945, marca el punto de hartazgo de un pueblo  vapuleado por los desplantes socio económicos de un gobierno insensible, que puso patas para arriba al país, con su pueblo más humilde adentro.






Los docentes, como ayer fueron los bancarios, marcan la vanguardia de los reclamos gremiales  por los atropellos e ilegalidades que vienen cometiendo  un gobierno   insensible y arbitrario, que pretende disciplinar devaluado el sueldo  de los trabajadores.

Por la ancha avenida Callao marcharon los docentes con sus blancos guardapolvos,  venidos desde todos los rincones del país, de la Capital y del Gran Buenos Aires a manifestar su desacuerdo y su justo reclamo, en el primero de los dos días de paro, a pesar de las amenazas, los aprietes y  las mentiras contra ellos.

Por la ancha avenida Callao se desconcentraron los docentes después de haber protagonizado una jornada memorable, como las tantas que supieron realizar en su historia.

¡¡¡No caben dudas que su victoria final será más que una victoria un acto de justicia!!!



      

                                                      Miguel Eugenio Germino